Limpieza con vinagre

Todos conocemos algunos de los mitos y leyendas urbanas en relación con la limpieza y muchas veces desestimamos utilizar dichos métodos por extravagantes. Pero ¿funcionan?

El caso es que nunca había probado la limpieza con vinagre. En ensaladas sí, por supuesto, pero no para limpiar. Tenía en mi mente más peso el efecto corrosivo del vinagre que la limpieza que pudiera provocar, así que como en ocasiones soy un despiste, y sobre todo cuando hago multitarea, me vino de perlas el invento de limpiar con vinagre. Todo follón casi siempre tiene solución.

Así que cocinando que estaba, y como ya he dicho, un despiste cuando se trata de ser multitarea, y como no puede ser cocinar y a la vez enviar un par de emails teóricamente redactados en cinco minutos, se convirtieron en una hora y los dos emails en ocho y como era previsible, pasó lo que tenía que pasar. El agua de la cacerola primero se desbordó, luego se consumió y finalmente la cacerola tomó ese odioso color negro carbón tan bien conocido por las y los despistados.

-Bueno, no importa -me dije-. Un poco de remojo y esto lo saco yo.

Ingenua de mí.

Tras frotar frotar y romperme las manos con el estropajo la maldita cacerola seguía practicamente igual y como siempre en estos casos, te acuerdas de la madre del fabricante porque te viene bien y en un lapsus, fíjate, en mi abuela.

Remedio casero de la abuela

  • 1. Abre la despensa y agarra el bote de vinagre más barato que tengas. Suelen estar entre 40 y 60 céntimos de euro.
  • 2. Directa/o al fregadero. Enchufa un buen chorro de vinagre por toda la superficie quemada. Lo que me ha funcionado es dejar esa parte sumergida durante al menos una hora. Si piensas que está muy incrustado el hollín déjalo más tiempo. Y si además la olla o cacerola es demasiado grande para tapar todas las manchas con vinagre sin salir más caro el remedio que la enfermedad, puedes rebajar el vinagre con un poco de agua cuanto más caliente mejor.
  • 3. Espera y cuando empiece a agobiarte tener la cacerola haciendo submarinismo en la cocina, es el momento de coger el estropajo y hacer una prueba. Cuando el vinagre ha provocado su efecto sólo tendrás que hacer cierta presión para ver como empiezan a desprenderse las incrustaciones.
  • 4. Si el punto 3 no ha funcionado, deja el vinagre durante más tiempo para que termine de ablandar el hollín.







Conclusión sobre la limpieza con vinagre:

El vinagre es un buen limpiador además de un maravilloso desengrasante.
Si le añades agua caliente su efecto se potenciará y no gastarás 5 litros para ollas grandes.
Tus cacerolas tendrán un mejor aspecto durante más tiempo lo que provocará ahorrarte dinero en la compra de utensilios y en dejar de comprar desengrasantes tóxicos.
Y en estos tiempos lo más importante: nos ahorramos un poco de dinero que nunca viene mal.

1 comentarios:

  1. Virgi dijo...

    Lo había escuchado alguna vez pero no sabía si creérmelo del todo. Muy buen consejo Bea.

Publicar un comentario en la entrada